Home Wordpress Plugins Wordpress Plugins para WordPress: qué son y cómo se instalan
Plugins para WordPress: qué son y cómo se instalan

Plugins para WordPress: qué son y cómo se instalan

0
0

WordPress ha acabado siendo el CMS predilecto por muchos usuarios que quieren crear un blog propio. CMS son las siglas provenientes del inglés que en español significa: Sistema de Gestión de Contenidos. Y antes de nada aclarar que existen dos tipos de plataforma que se llaman igual: WordPress.com, es un servicio online y WordPress.org, la cual se necesita descargar el instalador. 

Y es que WordPress trabaja como un gestor de contenidos digitales. Sin embargo, gracias a los millones de plugins que existen a su alrededor, puede llegar a realizar cualquier tipo de función dentro del ámbito web. Ya sea tienda online, formularios de contacto, boletines informativos, etc.

Qué son los plugins en WordPress

Los plugins son complementos dentro de WordPress. Esto significa que son pedazos de código adicional que añaden funcionalidades a tu sitio web. En otros CMS a estos complementos se les puede nombrar de otras maneras, por ejemplo, módulos o extensiones. Pero, a pesar de eso, cumplen la misma premisa funcional que los plugins.

Además, cuando entras al administrador WordPress, cuenta con una sección exclusiva que gestiona todo este apartado, pudiendo instalar, descargar o borrar a placer. Y es que los plugins se almacenan en un repositorio propio de la plataforma. Permite buscar con un buscador, mirar destacados o mostrar los más populares. Es una plataforma en la que cada usuario puede descargar, crear o actualizar estas extensiones y aportar a la comunidad.

Cómo instalar plugins en WordPress

Para instalar un plugin lo primero que hay que tener claro es qué funcionalidad se quiere añadir a la web. Tras este análisis exhaustivo, es necesario encontrar el plugin que mejor se adapte. Como puedes encontrar varios que son prácticamente iguales pero con diferentes nombres, recomendamos que se analice las veces que se ha descargado, las valoraciones y la última fecha de actualización de ese plugin en concreto.

Una vez elegido, hay dos formas de instalarlo. Por un lado se puede descargar de su página web y subir ese archivo por medio del botón de “añadir nuevo” y a continuación “subir plugin” que aparece en la sección de plugins del administrador de WordPress. Esto abrirá la opción de subir un fichero. Cuando se descarga, el archivo viene comprimido en formato zip. Es importante que se suba así porque es la única manera que WordPress puede reconocerlo. Una vez subido, es tan fácil como instalar y activar.

Por otro lado el administrador cuenta con la opción de buscar y encontrar cualquier plugin dentro de su plataforma. Es tan sencillo como darle al botón de “instalar ahora” y tras un breve momento pulsar “activar”. Y ya está, el plugin instalado, activado y listo para usar.

Algunos plugins de interés general

Es necesario destacar algunos de estos plugins que son de interés para prácticamente todo tipo de web. Como los de complemento SEO, para mejorar el posicionamiento natural en buscadores web. Formularios de contacto, permite a los usuarios ponerse en contacto con el propietario de la web por cualquier inconveniente, duda o solicitar información. Y un aviso legal sobre el uso de cookies del sitio web.

Aun así hay millones de plugins y el uso que se le dé dependerá de los usuarios. Os invitamos a que se investigue, analice cuidadosamente y descubra todas las posibilidades que ofrecen estos complementos tan sencillos como útiles. Y no hay que olvidar añadir una valoración tras una pequeña experiencia, ya que aporta muchísimo a toda la comunidad, tanto a los creadores como a los demás usuarios que también quieran complementar su web.

PUBLICAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

 

APÚNTATE AL NEWSLETTER
Serás el primero en recibir en tu email un aviso de que hemos publicado un nuevo artículo.
*No enviamos spam ni publicidad. Te das de baja cuando quieras.